Expertos sostienen que cargadores de celulares previos al sello SEC no son necesariamente inseguros

Emol 27/02/18. El sistema de certificación fue creado en 2012 y comenzará a regir a fines del próximo mes en estos dispositivos, con el fin de crear un protocolo respectivo para ellos.SANTIAGO.- El 31 de marzo comenzará a regir la nueva normativa que prohíbe la venta de cargadores para celulares o tablets que no tengan el sello de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), por los que quienes participan en su comercialización deberán vender todo su inventario a la fecha, incluyendo los que no cumplan con el sistema de certificación: ¿Es riesgoso adquirir antes uno de estos dispositivos? El Sello SEC, explican desde la institución homónima a Emol, fue creado en 2012 para facilitarle a la ciudadanía el confirmar si los productos disponibles actualmente en el comercio, ya sean eléctricos o de combustible, cumplen con todas las disposiciones legales vigentes para su uso seguro. Cinco años después, en 2017, al estudiar el crecimiento y el bajo precio de cargadores decidieron aplicar la creación de un protocolo respectivo para ellos. “No significa que los equipos no certificados con anterioridad sean inseguros”, sostiene Pedro Huichalaf, el ex subsecretario de Telecomunicaciones. Por la parte legal, explica el pasado jefe de la Subtel, la normativa no es retroactiva, por lo que no se podría forzar a equipos ya importados. Con él concuerda Miguel Torres, ingeniero civil industrial de la Universidad Católica: “A pesar de que no son de la marca original y que cuesten bastante menos, cumplen con sus funciones y no tienen porque ser inseguros”. Asimismo, el también académico de la casa de estudios valora la implementación de la medida porque dan a conocer que el producto cumple con normas de seguridad e indica que hay un nivel intermedio que también tiene que ver con la responsabilidad del usuario. “Muchas veces los daños pueden ocurrir con un cargador de marca también o por mala manipulación”, explica Torres. Y agrega: “Generalmente cuando estos aparatos eléctricos se incendian es porque los cables uno los pliega mucho y se hacen cortocircuitos. En términos simples, se juntan polo negativo con positivo, lo que genera una alta corriente que da calor, que se funde y donde empieza a salir humo”. En poco más de un mes la normativa del Sello SEC estará vigente.

Fuente: Emol

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *